Queremos agradecer la participación ciudadana en la VII Semana contra la Pobreza, especialmente en la manifestación contra la pobreza del pasado domingo 21 de octubre.

Esperemos que los gobernantes de Cantabria os hayan escuchado.

¡¡Gracias por rebelaros contra la pobreza!!

 

EXIGIR QUE SE ACABE CON LA POBREZA ES NUESTRA RESPONSABILIDAD

Un año más nos rebelamos contra la pobreza. Una pobreza que ataca directamente los derechos humanos de millones de personas en todo el mundo.

 

Mientras los países de rentas altas y las élites sociales tienen cada vez más, 1.300 millones de personas viven en pobreza extrema en todo el mundo y casi 1.000 millones pasan hambre y no tienen acceso al agua potable y a otros servicios básicos como la salud y la educación. Al mismo tiempo, España y Cantabria se empobrecen, como consecuencia de un modelo de desarrollo económico fallido y de políticas que priorizan los recortes, generando casi un millón de nuevos pobres cada año y el deterioro de los derechos y los servicios sociales. Ya son más de 12 millones y medio de personas quienes viven en pobreza y en riesgo de exclusión en España, casi el 27% de la población.

 

Perdemos derechos básicos en empleo, educación, igualdad, sanidad, cultura, consumo… No porque no haya suficientes recursos, sino por la profunda injusticia de un sistema que no promueve un reparto justo ni equitativo. Estas cifras son escandalosas; es nuestra responsabilidad exigir que se acaben.

 

Este panorama es la consecuencia de decisiones políticas que privilegian el crecimiento económico y el lucro por encima de la justicia y la solidaridad; que se inclinan ante el poder de los mercados, en lugar de promover un desarrollo equitativo, justo y sostenible para toda la humanidad; que priorizan el déficit económico sobre el déficit social, que consideran los derechos sociales como un privilegio para épocas de bonanza económica y no como un deber que los Estados deben garantizar.

 

Los mercados NO pueden dirigir el mundo ni las vidas de millones de personas. El centro de las políticas públicas deben ser las personas y no el lucro sin límites.

 

LOS RECORTES GENERAN POBREZA Y DESIGUALDAD

 

La política pública de cooperación internacional ha sufrido un desmantelamiento progresivo. El gobierno de Cantabria parece decidido a poner fin a un sistema de cooperación creado para garantizar el derecho de todas las personas del mundo a vivir una vida digna. En Cantabria ni en 2011, ni en 2012 se han publicado convocatorias para proyectos de cooperación para el desarrollo, llegando en la actualidad a un recorte del 100%. 0 Euros para los más necesitados del planeta. Es, junto con Castilla la Mancha, la única Comunidad autónoma que ha decidido recortes tan brutales, lo que evidencia una nula voluntad política en la lucha contra la pobreza.

 

Las medidas de ajuste que se están tomando generan niveles de desigualdad intolerables que condicionarán el futuro de las próximas generaciones, limitarán su capacidad de ejercer sus derechos, su bienestar… América Latina y África vivieron lo mismo en décadas pasadas y el resultado ha sido nefasto para millones de personas que han sido arrojadas a la pobreza. ¿Por qué insistir en políticas que sabemos que van a tener tal coste humano?

 

LA CRISIS NO ES EXCUSA

 

La crisis no puede ser la excusa para retroceder en derechos, para eliminar las políticas públicas redistributivas y garantes del bienestar social, entre las que se incluye la cooperación al desarrollo y la inversión social. SÍ, HAY OPCIONES porque hay otras maneras de construir el mundo que queremos, y SÍ, HAY DINERO para hacer OTRAS POLÍTICAS.

 

Exigimos que los políticos den prioridad a las personas frente a los mercados, las grandes fortunas y los bancos.

 

Acabemos con el fraude fiscal, con la evasión y la elusión de impuestos, con los paraísos fiscales. Hagamos que las transacciones financieras internacionales paguen impuestos y entonces podremos controlar el déficit sin acabar con los derechos de las personas.

 

Exijamos al Gobierno de Cantabria  un mínimo de sensibilidad social, y que no de la espalda a los más débiles.  No al macabro recorte del 100% en la lucha contra la pobreza.

 

Las personas primero

Más hechos y menos palabras

Rebélate contra la pobreza

X