Asamblea general de La Coordinadora de ONGD de España: la cooperación más necesaria que nunca

  • Celebramos nuestra XL Asamblea General Ordinaria en un contexto internacional muy complejo, y en pleno proceso de reforma del sistema y la Ley de cooperación.

  • Recordamos la urgente necesidad de apostar por una cooperación feminista, ecologista y en la que la que sea central la coherencia de políticas para el desarrollo sostenible. Tales principios deben guiar la acción exterior del Gobierno.

  • Alertamos: el aumento generalizado del gasto militar como consecuencia de la guerra en Ucrania está afectando directamente a los fondos de ayuda al desarrollo. La cultura de paz debe ser la piedra angular para la solución de los conflictos y la garantía de los derechos humanos; la escalada belicista debe frenarse.

Publicado el 22 de abril 2022

Si algo ha quedado claro en nuestra XL Asamblea General Ordinaria es que vivimos un momento mundial extremadamente complejo en el que la cooperación debe ser más fortalecida que nunca. La contribución que esta política pública puede hacer por la garantía de los derechos humanos, la protección del planeta y la cultura de paz es incuestionable en un contexto como el actual.

64 organizaciones socias de La Coordinadora han participado en esta asamblea que ha servido para agradecer el esfuerzo colectivo que estamos realizando en la construcción de una política pública que sea realmente transformadora y que responda a los enormes retos globales. En plena reforma del sistema y de la Ley de cooperación, es necesario seguir defendiendo una cooperación que sea feminista, ecologista y que tenga como eje central la coherencia de políticas para el desarrollo sostenible.

En el Día mundial de la Tierra, se han recordado a las cientos de personas que, en todo el mundo, son asesinadas por defender los territorios. También, la obligación del los gobiernos, especialmente el español, de cumplir sus compromisos en materia de cambio climático.

Las consecuencias de la guerra

El encuentro se produce en un momento marcado por las consecuencias mundiales de la guerra en Ucrania. Su impacto se siente ya en todo el planeta. Se trata de una crisis que agrava, como ya lo hizo la pandemia, la crisis del modelo en el que la mayoría de la población mundial sobrevive. Los efectos de esta situación son muy preocupantes para millones de personas. El Centro para el Desarrollo Global ha dado la voz de alerta: el conflicto en Ucrania podría empujar a 40 millones de personas más a la pobreza en todo el mundo. La ONU también advierte: el aumento de gasto militar amenaza con recortar los fondos de ayuda al desarrollo. Es importante recordar que, lamentablemente, la de Ucrania no es la única guerra en el planeta; millones de personas ven sus vidas directamente afectadas por ellas.

Las organizaciones que forman parte de La Coordinadora han recordado que la cultura de paz debe ser la piedra angular para la solución de los conflictos. Aumentar el gasto militar va en el camino contrario a buscar la paz y la reconciliación entre las partes. Demandamos el freno de la escalada belicista y, en contraposición, el refuerzo de políticas, como la cooperación, que fomentan la garantía universal de los derechos humanos. Es urgente también la promoción de la educación para la paz y la convivencia.

Se recordó también la situación de violación de derechos humanos que están viviendo varios países de Centroamérica, especialmente Nicaragua y El Salvador, donde además se están poniendo límites legales a las actuaciones de las ONG en la zona. También se mencionaron situaciones de conflicto que no pueden ser olvidadas como Colombia, Mozambique, Palestina o Sahara.

Despedidas y bienvenidas en la Junta de Gobierno

El repaso a nuestro trabajo colectivo ha ocupado buena parte de nuestra Asamblea; un momento de transparencia y rendición de cuentas. Ha servido también para despedir a personas que han formado parte de la Junta de Gobierno de La Coordinadora durante los últimos años. Agradecemos a Irene Ortega Guerrero (de Entreculturas) y a Manuel Martínez Ocón (de la Coordinadora Andaluza de ONGD) por su compromiso, profesionalidad y compañerismo en este tiempo.

Miquel Carrillo Ponce (de LaFede.cat) y José L. Postigo Sierra (de ONGAWA) renovaron sus cargos. Lucía Rodríguez (de Entreculturas) fue elegida como nueva vocal de La Coordinadora. También se incorpora como experta externa a la Comisión de Seguimiento del Código de Conducta Carmen Agut (propuesta por la Coordinadora Valenciana de ONGD). A todas ellas, bienvenidas.

Dos organizaciones se han incorporado al trabajo colectivo que realizamos en La Coordinadora: Aldeas Infantiles y Fundación Calala. A ambas también: bienvenidas.

 

X