DESTINOS DE LA AYUDA HUMANITARIA DE LA UNIÓN EUROPEA EN 2013

La Comisión Europea acaba de adoptar un plan de asignación de más de 661 millones de euros de fondos destinados a la ayuda humanitaria en 2013.La llamada Decisión sobre la ayuda humanitaria en todo el mundo será el eje financiero de la Estrategia operativa de la ayuda humanitaria de la Comisión en 2013. La Comisión financiará intervenciones humanitarias gestionadas por más de 200 de sus organizaciones asociadas en casi 80 países o regiones.

Sobre la base de una evaluación en profundidad de las necesidades de las poblaciones más vulnerables del mundo, las cinco mayores operaciones de ayuda humanitaria se desarrollarán en la región del Sahel (África ccidental), que incluirá una mayor respuesta a al conflicto de Mali (82 millones de euros), Sudán y Sudán del Sur (80 millones de euros), la República Democrática del Congo (54 millones de euros), Pakistán (42 millones de euros) y Somalia (40 millones de euros).Se trata en todos los casos de crisis prolongadas a gran escala originadas en conflictos, carestías o ambas razones. Geográficamente, la mayor parte de la ayuda se destinará al África subsahariana, que recibirá 344,5 millones de euros, lo que representa el 52 % de la financiación humanitaria preprogramada de la Comisión.

Kristalina Georgieva, comisaria europea de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis, ha declarado lo  siguiente: «El alcance y la magnitud de la Decisión de la Comisión sobre la ayuda humanitaria en todo el mundo es un sencillo recordatorio de la amplitud de las necesidades humanitarias mundiales.Para cientos de millones de personas, las crisis no son acontecimientos infrecuentes, sino penalidades recurrentes y, aparentemente inevitables.La ayuda humanitaria es una expresión fundamental de nuestra humanidad hacia quienes sufren. Además de las necesidades materiales básicas que satisface, he observado cómo representa también un motivo de esperanza para las personas que han perdido casi todo lo demás.»

«Como en el pasado, la UE prestará su ayuda humanitaria en función únicamente de la urgencia de las necesidades de la población, con independencia de cualquier programa político. A lo largo del pasado año, he visitado numerosas regiones en conflicto de todo el mundo, como Mali, Siria y otros países, donde, para hacer llegar la ayuda a la población necesitada, debe percibirse como neutral y no favorecer a ninguna de las partes en conflicto. Este seguirá siendo un principio fundamental de las actuaciones de emergencia de la UE.»

X