EL HOSPITAL VALDECILLA ACOGE A TRES MÉDICOS DE GUINEA BISSAU PARA FORMARSE EN ESPECIALIDADES MUY NECESARIAS EN SU PAÍS DE ORIGEN

En los primeros días del mes de mayo llegaron a Santander Maimuna Baldé, Manuel Aquessuen y Rubiato Djaló desde Guinea Bissau.En el marco de un acuerdo firmado entre la Consejería de Salud de Cantabria, el Ministerio de Salud de Guinea Bissau y la ONG Aida, Ayuda, Intercambio y Desarrollo, estos médicos viajaron a Cantabria para recibir una formación de dos y tres meses en especialidades de vital importancia en su país de origen, donde hay una gran carencia de médicos especialistas cualificados. Tras su paso por el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla los tres médicos volverán a Guinea Bissau formados en otorrinolaringología, enfermedades infecciosas, y traumatología y ortopedia respectivamente.

“En todo el país no hay ningún otorrino” afirma Víctor Madrigal, delegado de la organización no gubernamental para el desarrollo Aida, Ayuda, Intercambio y Desarrollo (AIDA) en Guinea Bissau, resaltando la importancia e impacto de la formación que estos médicos recibirán en Valdecilla durante los próximos meses.Con la ayuda de los profesionales santanderinos, los tres médicos guineanos obtendrán formación en tres especialidades muy necesarias en su país: Otorrinolaringología, Enfermedades Infecciosas y Ortopedia y Traumatología.

En el primer caso, la doctora Maimuna Baldé cirujana maxilofacial, está reciclando los conocimientos de su especialidad orientándolos hacia el campo de la O.R.L., especialidad muy relacionada con la cirugía maxilofacial. De esta forma, a su vuelta a Guinea Bissau, podrá tratar a pacientes con enfermedades otorrinolaringológicas que actualmente no tienen ninguna posibilidad de ser atendidos en su país.

En el caso de las enfermedades infecciosas, Manuel Aquessuen es el director clínico de Céu e Terras, centro especializado en la lucha contra el sida en Guinea Bissau, donde la prevalencia de la infección VIH es muy alta. El perfeccionamiento de su formación en esta área, su reciclaje en la utilización de fármacos antirretrovirales y la participación en el sistema de organización en un centro en otro país serán de gran ayuda para mejorar los servicios en Céu e Terras, cuyo objetivo principal es el tratamiento integral de personas seropositivas y la prevención de la transmisión materno-filial del virus.

Actualmente tan sólo hay un especialista en traumatología y ortopedia en activo en Guinea Bissau, un médico de avanzada edad que está a punto de jubilarse. Por eso la doctora Dra Rubiato Djaló, médico general adscrita al servicio de Traumatología del Hospital Nacional de Bissau, está llamada a ser la futura Directora de Servicio de Traumatología en este hospital.

Estos tres médicos están disfrutando de una oportunidad para mejorar sus conocimientos médicos en tres especialidades de vital importancia en Guinea Bissau, en cuyo sistema nacional de salud existen enormes carencias de personal sanitario especializado. Asimismo, su estancia en Valdecilla puede ser el punto de partida para establecer una relación profesional y de apoyo entre los facultativos españoles y guineenses lo que, a la larga, puede ser muy útil.

Esta iniciativa cuenta con la colaboración activa de Cáritas Cantabria, que ha cedido un piso en Santander para que puedan alojarse los tres médicos durante su estancia de formación.

El proyecto

Esta formación, contemplada en el acuerdo de colaboración entre el Ministerio de Salud de Guinea Bissau, la Consejería de Cantabria y AIDA,forma parte del proyecto titulado “El derecho a la salud en Guinea Bissau: mejora de la asistencia médica y socio-sanitaria del sistema de salud pública en el Sector Autónomo de Bissau”, ejecutado por AIDA y el Ministerio de Salud de Guinea Bissau con financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

El proyecto da continuidad al trabajo iniciado por AIDA en el año 2008 en el Hospital Nacional de Guinea Bissau, que durante el pasado año ha ampliado su intervención a seis centros de salud en la capital del país y a un centro materno infantil. A pesar de que el derecho a la salud está reconocido en Guinea Bissau, su ejercicio efectivo está lejos de alcanzarse, habida cuenta de que se trata de uno de los países más pobres del mundo, con un índice de Desarrollo Humano que lo sitúa en el puesto 164 de 169 países (PNUD 2010) y donde el 66,7% de la población vive con 2 dólares al día y el 20,8% con menos de 1 dólar.

La inestabilidad política y la falta de recursos económicos del Estado y, enconcreto, del Ministerio de Salud, tienen como consecuencia que la mayor parte de la población quede excluida del sistema sanitario y sin posibilidad de costearse los medicamentos y tratamientos que pueda necesitar.

Más información: Paula Sánchez-Alciturri Díez comunicacion@ong-aida.org

X