España debe destinar más fondos de cooperación para responder a las consecuencias de la pandemia en el mundo

PUBLICADO EL

  • El análisis de los últimos datos del CAD demuestra que, al ritmo actual, España necesitará 25 años para alcanzar el 0,5% de la Renta Nacional Bruta a cooperación, a pesar de ser este un compromiso del Gobierno para esta legislatura.

  • España queda en la posición 20 (de 29) en esfuerzo de ayuda, por detrás de Hungría; en cantidad de Ayuda Oficial para el Desarrollo ocupa el puesto 13.


  • La ayuda multilateral española sube ligeramente y alcanza el máximo de los últimos ocho años. Los fondos destinados a acción humanitaria suben un 47%.

Según datos del Comité de Ayuda al Desarrollo*, en 2020, en pleno contexto de pandemia, la Ayuda Oficial para el Desarrollo (AOD) mundial aumentó un 3,5% con respecto a 2019. Los fondos totales alcanzaron 161,2 mil millones de dólares. Esto significa que el esfuerzo de ayuda mundial se situó en el 0,32% respecto a la renta.

Al poner el foco en los países donantes, vemos dos grupos diferenciados: los que han subido la AOD en términos reales durante la pandemia (16 países) y los que la han bajado (13 países entre los que se encuentra España). En un contexto en el que los flujos privados hacia los países en desarrollo disminuyen (-13%) y el comercio se contrae (-8,5%) “se necesitan esfuerzos mucho mayores para apoyar a los países en desarrollo en la distribución de vacunas, servicios hospitalarios y apoyo en los ingresos de las personas más vulnerables”, tal como ha recordado Ángel Gurría, director general de la OCDE.

España: la urgencia de un mayor compromiso en el año de la reforma del sistema de cooperación
En los últimos años, el CAD ha realizado cambios en su metodología lo que complica la lectura de los datos. Según estos, España aparece en el grupo de 13 países que dan pasos atrás y, en términos absolutos, ha rebajado un 1,8% su ayuda en 2020. Esta caída se debe a la reducción de los recursos destinados a atender a las personas refugiadas que viven en España. En cuanto al esfuerzo de ayuda, este se incrementa un 0,24% debido a la caída de la renta. Al inicio de la pandemia, La Coordinadora apoyó la Estrategia de respuesta conjunta de la Cooperación Española a la crisis del Covid-19, aunque ya alertó al Gobierno de que los recursos eran insuficientes y no adicionales. Algo que ahora se constata con los datos del CAD.

Si ponemos el foco exclusivamente en los recursos de nuestro país destinados a cooperación internacional, la AOD bilateral se incrementa un 10%. Esta subida es claramente insuficiente teniendo en cuenta que, tras una década perdida, se encuentra en niveles mínimos. La buena noticia es que hay una cierta normalización de la ayuda humanitaria que pasa de 62 a 91 millones de euros (un 3,8% del total). La ayuda multilateral sigue su curso creciente alcanzando 1.730 millones de euros, el nivel más elevado en los últimos ocho años, algo coherente con el liderazgo que el Gobierno, y específicamente Pedro Sánchez, ha querido imprimir a la agenda multilateral.

Consulta los datos aquí.

En general, los aumentos siguen una línea creciente desde 2016, pero están totalmente alejados de la hoja de ruta para alcanzar el 0,5%. Recodamos que alcanzar esta cifra es un compromiso reiterado para esta legislatura. Al ritmo de crecimiento actual, llegaríamos al comprometido 0,5% en 25 años, lo que no es una buena carta de presentación a las puertas de la reforma del sistema de cooperación que se debate actualmente en el Congreso. España debe demostrar que se cree la reforma, y eso pasa también por destinar mayores recursos. De momento, España sigue a la cola de la UE con un 0,24%, muy lejos de la media europea (0,5%) e incluso por detrás de Hungría (0,27%).

Como recuerda el director general de la OCDE, Angel Gurría, “La AOD no depende del PIB, depende de la solidaridad y la voluntad política”.

AOD mundial: ¿por qué sube en términos reales?
La subida de la AOD en términos reales se explica, en parte, por el aumento de los préstamos bilaterales de algunos donantes (+38,7%); sobre todo desde la UE hacia países de renta media. En 2020, el 22% de la AOD bilateral bruta se proporcionó en forma de préstamos e inversiones de capital, frente al 17% de años anteriores, lo que confirma una tendencia al alza que es preocupante en plena crisis de deuda.

Los fondos de AOD destinados a responder a las consecuencias de la pandemia ascienden a 12 millones de dólares, destinados sobre todo a reforzar los sistemas de salud y a atender la inseguridad alimentaria. La UE ha doblado recientemente los compromisos al programa COVAX –de distribución de vacunas a países del Sur global–. En total, el denominado Team Europe, instituciones europeas y países miembros, han prometido 2.200 millones de euros. Esta decisión contrasta con la postura contra la exención temporal de las patentes, una cuestión demandada por las organizaciones de la sociedad civil para garantizar que todas las personas del planeta acceden a la vacunación.

Otras tendencias de AOD global:

– La ayuda humanitaria subió un 6% hasta los 18 mil millones de dólares, lo que supone un 11,1% del total de la AOD.
– Los fondos destinados a los países menos adelantados aumentaron un 1,8% hasta los 34 mil millones (un 21% del total de fondos).
– Llama la atención el descenso de un 1% en las partidas destinadas a África subsahariana.
– Los recursos destinados a personas refugiadas que viven en los países donantes alcanzan los 9 millones de dólares (un 9,5% menos que el año anterior).

Lejos de los compromisos históricos
Los recursos disponibles están muy lejos del prometido 0,7% y son claramente insuficientes para hacer frente a las consecuencias de una crisis que empujará a la extrema pobreza a 150 millones de personas. Tal como recordamos junto a 76 organizaciones civil de todo el mundo, los niveles de AOD actuales son “económicamente imprudentes y moralmente impropios”. La crisis de salud mundial, las desigualdades, los conflictos, la fragilidad democrática o la pobreza exigen respuestas firmes que estén a la altura. Es urgente que se alcance el 0,7% con foco en donaciones y, especialmente, en los países menos adelantados.


*Agrupa a todos los países donantes.

X