La Coordinadora Cántabra de ONGD y Pasaje Seguro conmemoran el 20J, Día de las personas refugiadas.

Siluetas en recuerdo de las víctimas, exposiciones, carteles informativos y una perfomance trajeron a la plaza del ayuntamiento de Santander el drama y la profunda injusticia que sufren las personas que huyen de la guerra y la violencia.

La plaza del Ayuntamiento de Santander se convirtió en escenario de la solidaridad de Cantabria.  Diversos artistas plásticos se unieron para diseñar una instalación alegórica, mientras los ciudadanos/as dibujaron en el suelo de la plaza siluetas de cuerpos que representarán las 2.275 personas que perdieron la vida en 2018 en la gran fosa común en la que se ha convertido el mar Mediterráneo.

También dentro de esta conmemoración, al día siguiente 21 de junio en la Vorágine a las 20 h tuvo lugar la charla “Atrapadas e invisibles”.

Estas actividades han querido visibilizar el compromiso de la ciudadanía de Cantabria con estas personas y denunciar que la Unión Europea tiene un comportamiento ilegal e inmoral, ya que las instituciones y gobiernos europeos están mostrando una total falta de compromiso con las personasrefugiadas, saltándose además los acuerdos internacionales. España tiene pendiente de acoger a algo más del 80% del cupo comprometido con la Unión Europea hace 4 años.

También se ha denunciado que se criminalice a aquellas personas y organizaciones que defienden los derechos de las personas migrantes y refugiadas.

Creemos que cualquier persona en su situación, tiene derecho a ser protegida de la persecución, la violencia, las violaciones de derechos humanos y de las guerras, a menudo alimentadas desde zonas privilegiadas del planeta. Recordemos que desde Cantabria salen armas que alimentan la guerra del Yemen.

Por todo ello, se ha reclamado:

  1. Mejorar, no impedir, las operaciones de rescate.
  2. Favorecer la libre circulación de personas y poner en marcha vías legales y seguras.
  3. Garantizar la protección de niños, niñas y adolescentes, y de personas de grupos vulnerabilizados como la comunidad LGTBI y mujeres.
  4. Cumplir y difundir los Derechos Humanos, y la formación en los mismos.
  5. Eliminar los obstáculos a la ayuda humanitaria, poner fin a la criminalización de las ONG.
  6. Poner fin a las políticas de externalización de fronteras.
  7. No condicionar la Ayuda Oficial al Desarrollo al control migratorio. La AOD debe promover el desarrollo económico y el bienestar de los países en desarrollo, no en primer lugar el interés de los donantes.
  • Poner fin a las devoluciones en caliente y las concertinas, y a los Centros de Internamiento de extranjeros en los que se encarcela a gente cuyo único delito es huir para proteger su vida.
  • Garantizar la protección jurídica efectiva.
  • Facilitar y agilizar los trámites de asilo, ya que el colapso del sistema mantiene a las personas en un limbo jurídico durante años.
  • Un sistema de acogida digno, eficiente, de contrastada calidad.

Damos las gracias a quienes trabajan, desde su cotidianidad, por todo ello. Ciudadanos y ciudadanas que están de parte de la humanidad y los Derechos Humanos. Porque ningún ser humano es ilegal…. ¡¡¡Vías legales y seguras YA!!! fffffffffff

X