La Coordinadora Cántabra de ONGDs llama a la sociedad a presionar por un alto el fuego «inmediato» en Gaza, la distribución de ayuda humanitaria y la liberación de los rehenes

Las muertes entre la población palestinas ya ascienden a más de 6.000 en Cisjordania y Gaza desde el 7 de octubre, a las que hay que sumar las más de 1.400 víctimas israelíes. En su gran mayoría, en ambos casos, población civil. Solo en la última jornada se han contado 700 nuevas muertes de palestinos, cientos de menores han perdido la vida en las últimas dos semanas, y los hospitales de Gaza están al borde del colapso total por falta de electricidad y medicamentos debido al bloqueo total de la Franja por parte de Israel.

 

La escalada de violencia de la que estamos siendo testigos no tiene parangón desde hace décadas. Y eso a pesar de producirse en una zona del mundo en la que las violaciones de derechos humanos son por desgracia una realidad del día a día, incluso aunque no ocupe a menudo los titulares. Según datos de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) entre enero de 2008 y septiembre de 2023 habían muerto 6.407 palestinos y 308 israelíes. En las últimas tres semanas han muerto en Palestina casi las mismas personas, y las víctimas israelíes son casi cinco veces más.

Sin embargo, como ha alertado el Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres «la guerra en Gaza se está intensificando» y puede extenderse por toda la región, por lo que ha apelado a la contención de todas las partes y al respeto de la población civil, teniendo en cuenta que se están produciendo violaciones «claras» del Derecho Internacional y que «hasta la guerra tiene reglas». Así mismo, previa condena del asesinato de civiles perpetrado por Hamás el 7 de octubre y reclamando la liberación «inmediata» de los rehenes, también aseguró que esta ola de violencia “no surge de la nada”, sino “que nace de un conflicto de larga duración, con 56 años de ocupación y sin un final político a la vista.

Esto ha provocado la reacción del gobierno de Israel, potencia ocupante de los territorios palestinos desde hace décadas y que mantiene a Gaza bajo intenso bloqueo desde 2007, pidiendo la dimisión de Guterres y anunciando la no concesión de visados a personal de la ONU para “darles una lección”. El mismo gobierno israelí que aplica el castigo colectivo a millones de personas, promueve la creación de asentamientos ilegales según la legalidad internacional, que incumple de manera sistemática desde hace décadas las resoluciones de Naciones Unidas, y que es acusado por Amnistía Internacional de cometer crímenes deguerra, no debería estar en situación de poder dar “lecciones” que dificulten la acción de las agencias humanitarias ni de las organizaciones no gubernamentales, que sólo buscan paliar los efectos de esta terrible violencia sobre la población civil y garantizar el cumplimiento de los derechos humanos.

Desde la Coordinadora Cántabra de ONGD hacemos un llamamiento a la sociedad de Cantabria en su conjunto, a todas sus instituciones y la ciudadanía, para actuar todos en la medida de nuestras responsabilidades y nuestras capacidades para:
1. Apoyar la labor de Naciones Unidas y de las ONG españolas e internacionales en la defensa de los derechos de la población civil.
2. Exigir un alto el fuego inmediato que permita la distribución de ayuda humanitaria urgente y suficiente a la población civil palestina, así como el cese de los ataques a instalaciones civiles y sanitarias.
3. Exigir al gobierno israelí que cumpla con el derecho internacional y con el derecho internacional humanitario, y cese en su política de castigo colectivo a la población civil de Cisjordania y la Franja de Gaza.
4. Exigir la liberación de todos los rehenes israelíes secuestrados.
5. Pedir a las partes que cesen de manera inmediata los ataques y apuesten por la negociación como única solución para poner fin al conflicto y alcanzar la paz, garantizando la protección de la vida de civiles inocentes.

Asimismo, pedimos a todas las instituciones de Cantabria que acuerden destinar fondos de manera urgente para el apoyo a la ayuda humanitaria de emergencia que, en estos momentos, es vital para evitar decenas de miles de muertes entre la población civil de Gaza. Una población que, además de no disponer de agua potable, electricidad, alimentos o medicamentos desde hace días debido al bloque total de la Franja por parte del ejército israelí, ha visto cómo la mayoría de los hospitales ya no están en servicio, y los que aún disponen de un poco de combustible para seguir funcionando bajo mínimos, dejarán de hacerlo en las próximas horas.
A su vez reiteramos la necesidad de que desde nuestros representantes políticos se ponga de manifiesto de manera unánime, ante la opinión pública de Cantabria, el rechazo de la violencia y la apuesta decidida por avanzar hacia el reconocimiento de ambos estados como punto de partida para la construcción de soluciones duraderas y justas, en línea con el derecho internacional y las resoluciones de Naciones Unidas.

Por último, hacemos un llamamiento a la ciudadanía y a las organizaciones de la Sociedad Civil, para expresar su voz participando activamente en las movilizaciones sociales que se convoquen contra la guerra en Gaza, y en defensa del diálogo para el cese de la violencia.

(1) https://www.ochaopt.org/data/casualties
(2) https://www.amnesty.org/es/latest/news/2023/10/damning-evidence-of-war-crimes-as-israeli-attacks-wipe-out-entire-families-in-gaza/

Verificado por MonsterInsights