Nuestros modelos de consumo y de derroche crean una presión al planeta insostenible y que genera injusticia”

La Coordinadora Cántabra de ONGD desarrolla cursos para asociaciones y centros educativos sobre la importancia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

“Nuestro objetivo es hacer gente responsable y consciente de que todo está interrelacionado”, sostiene su presidenta, Cristina Bandrés, sobre los ODS

Fuente: Eldiario.es

La Coordinadora Cántabra de ONGD, integrada en la estatal, conforma una red de organizaciones que superan la treintena y que trabajan en el desarrollo de la Comunidad. Tal y como explica su presidenta, Cristina Bandrés, a este medio, esta platafo


La Coordinadora Cántabra de ONGD, integrada en la estatal, conforma una red de organizaciones que superan la treintena y que trabajan en el desarrollo de la Comunidad. Tal y como explica su presidenta, Cristina Bandrés, a este medio, esta plataforma también “asume la interlocución entre el Gobierno de Cantabria y con las distintas identidades políticas para tratar de impulsar la política de Cooperación al Desarrollo en la región”.

No obstante, desde 2015, en colaboración con la Dirección General de Cooperación al Desarrollo de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, sus acciones se centran en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en la Agenda 2030. “La cooperación al desarrollo no puede ser aislada o una intervención norte-sur. Esos viejos esquemas hay que romperlos porque el desarrollo es de todos o no es”, subraya la máxima responsable de esta agrupación.

Por un lado, han llevado a cabo una labor de sensibilización a la ciudadanía a través de un vídeo que se proyecta en los autobuses urbanos de Santander y han colaborado con el programa ‘Jóvenes y Valores’ impulsado por el Ejecutivo autonómico. 

Asimismo, imparten talleres y desarrollan actividades en los centros educativos que giran en torno a los ODS. Lo primero que hicieron fue repartir un póster por todos los centros de Primaria y Secundaria en el que se detallan los 17 objetivos y a partir de ahí comenzaron a trabajar en varios de ellos, como en el IES La Marina o en el colegio Verdemar. Además, en los CEIP Eloy Villanueva, María Blanchard, Fernández de los Ríos, Cisneros, Antonio Mendoza y Magallanes ofrecieron el pasado año sesiones a los alumnos del comedor escolar sobre ODS y alimentación.

Bandrés pone de manifiesto que todos los ODS están interrelacionados y en esa misma línea sigue Juan Carlos Velasco, secretario técnico de la organización y encargado de promover las charlas y actividades en los centros. “En todas están de forma transversal o implícita los ODS”, asegura, resaltando la buena acogida que tienen por el alumnado. 

“Hacemos actividades con grupos que pretendemos que sean de larga duración y que se trabajen todos los años para que los aprendizajes se consoliden y nos vayamos conociendo”, sostiene, detallando que también asesoran al profesorado con materiales pedagógicos y orientación sobre las actividades a realizar. 

Velasco enfatiza que todos los ODS “son importantes y que dependen unos de otros”. “Hay temas que son muy urgentes como la acción por el clima, la reducción de las desigualdades o la lucha contra el hambre”, expone, recalcando que “son recurrentes” y que “siempre están en el centro”.

Sin embargo, pone de manifiesto que otros asuntos como el trabajo organizativo y de colaboración entre personas también son fundamentales, algo que, según reconoce, “los alumnos lo entienden muy rápido”. 

Consumo responsable

En este sentido, Bandrés resalta que tradicionalmente, cuando se trabaja en los colegios, se incide mucho en los problemas de pobreza y hambre, pero que también habría que hacer lo propio con “todos los objetivos de consumo responsable, de trabajo digno, de cómo queremos que sean nuestras ciudades…”. “Son objetivos que nos pillan más de cerca”, argumenta. 

“Las oportunidades que haya y qué modelo de economía y de industria se desarrolle en tu entorno va a repercutir en el desarrollo de la región, pero también va a tener mucha influencia en terceros países”, explica la presidenta de la Coordinadora de ONGD, poniendo de relieve que a los alumnos, el tema del consumo “les llega mucho”. “Hacemos la típica dinámica de ‘Mírate la etiqueta'”, sostiene. 

“El objetivo no es despertar una solidaridad como tal, sino hacer gente responsable y consciente de que todo está interrelacionado”, subraya. “Nuestros modelos de consumo y de derroche van creando una huella y una presión al planeta y a las personas que están detrás que es insostenible y que genera injusticia”, denuncia esta activista.

Así pues, hace un llamamiento “a que seamos conscientes de que no solo nuestros gobernantes tienen que cambiar sus criterios políticos, sino también nosotros de como contribuimos a ello”. De esta forma, apuesta por “crear lazos y sinergias, sobre todo en la población joven, que se está formando y que tiene que ser crítica entendiendo el mundo que le rodea y le va a tocar vivir”.

Por otra parte, la Coordinadora Cántabra de ONGD, en colaboración con el Fondo Cantabria Coopera, acaba de impulsar un curso a demanda para cualquier asociación interesada, ya sea de vecinos, cultural, deportiva, ecologista… De esta forma, recibirá un taller sobre los ODS y la Agenda 2030, y sobre cómo integrarla en su vida diaria. 

X