REBAJAS!!!!!!…..PERO EN LOS DERECHOS HUMANOS

El 13 de julio se celebraron la Junta de Accionistas de Adolfo Domínguez e Inditex. No sabemos si es casualidad que hayan coincidido el mismo día ambas empresas para celebrar este acto de rendición de cuentas ante su accionariado. Pero lo que no es coincidencia es que las dos empresas gallegas, como la mayoría de las empresas de ropa líderes en el mercado internacional, buscan abaratar costes deslocalizando la producción en fábricas de países con abundante mano de obra, generalmente femenina, a precio de saldo. El modelo fast fashion –con Inditex a la cabeza- es el que marca la tendencia.

 

Según datos del Centro de Información Textil y de la Confección (Cityc) del 2009, la ropa low cost de India, China y Bangladesh está a la cabeza de las importaciones españolas,  absorbiendo Asia el 47% de las importaciones de ropa y textiles del Estado español.  Paralelamente, se anuncian Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en Galicia, y en otros puntos de la geografía española, y se acelera la destrucción de empleo en el sector textil.

Continúan las violaciones a los derechos laborales

Después de ocho años asistiendo a las Juntas de Accionistas de Inditex y de los cinco a las de Adolfo Domínguez para denunciar y exigir mejoras en las condiciones de trabajo de las miles de personas que trabajan en sus fábricas proveedoras, desde la Campaña Ropa Limpia (CRL) no hemos constatado avances que permitan garantizar el respeto a los derechos de los trabajadores y las trabajadoras que confeccionan sus prendas en remotas fábricas de Asia y del norte de África.

X